Imagen

Las dimensiones de un gigante bueno

Chesterton es un gigante de nuestro tiempo. Desde luego, físicamente lo fue, porque medía 1,93 y pesaba 130 kilos. Es muy conocida la anécdota que le sucedió en EEUU, cuando cedió su asiento en un autobús, y en el espacio que ocupaba se sentaron tres señoras.

Sobre todo fue un gigante por su capacidad de pensar y argumentar, de crear y de observar; de hablar y de escuchar, de escribir y desarrollar sus ideas: su obra queda ante nuestros ojos como las pisadas de un gigante en la tierra, que uno contempla con asombro y se admira de que pueda existir semejante criatura. A su lado, siempre seremos como niños pequeños, con los que tanto disfrutaba. Por todo eso, esta foto es, sin duda, una de mis favoritas

Las dimensiones de un gigante bueno

Anuncios

2 Respuestas a “Las dimensiones de un gigante bueno

  1. Donde descargo sus obras me cautivado

    • Me alegra que te animes a leer a Chesterton. En estos momentos puedes encontrar muchos de sus libros en cualquier librería, o al menos encargarlos: desde luego, los más importantes y conocidos: Ortodoxia, El hombre eterno, relatos del Padre Brown, El hombre que fue Jueves… En el enlace Obras de GK en Internet (http://wp.me/P3QO9M-fK) puedes encontrar casi todas las obras publicadas en vida en inglés, y también se proporcionan algunos enlaces con obras de dominio público en castellano. Y por último, en en Chestertonblog estamos trabajando también para ofrecer nuestras versiones de algunas de sus obras, aunque aún estamos comenzando.
      Que lo disfrutes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s