Archivo del Autor: palomamorell

ALGUNAS IDEAS CLAVES SOBRE LA NAVIDAD

Chesterton  llegó  con la razón y el sentido común,  ya antes de su conversión al cristianismo, a la importancia del asombro ante la creación y al agradecimiento por  todo cuanto nos rodea, puesto que, como él dice, somos conscientes de que podría no existir.  Este aspecto que impregna toda su obra llega a adquirir un sentido mucho más profundo en su libro “El hombre eterno”.

El  capítulo “El fin del mundo” termina:

  “Y, en aquella oscura hora, brilló una luz que nunca se ha obscurecido… haciendo brillar su rastro por los distintos crepúsculos de la historia y confundiendo todo esfuerzo por confundirlo con las nieblas de la mitología y de la teoría”.

En cada época aparece la necesidad de que brille esta luz que  deslumbre en la oscuridad de las ideas, de las controversias y de las filosofías que bullen en nuestra sociedad y que realmente no hacen feliz al hombre;  basta observar un poco la vida cotidiana de la gente, para comprobar que esta es un realidad en todos los aspectos. Hemos perdido el sentido común para educar a  nuestros hijos, para saber cuál es el problema que devasta nuestro matrimonio, para intuir porque sufren nuestros hijos tantos desencantos en su vida. Nos falta esa luz para saber discernir en cada momento crucial de  nuestra existencia. Sigue leyendo

G. K. CHESTERTON . La mujer y el hogar.

Chesterton pone palabras a mi experiencia.

Cada vez que leo algún artículo sobre el feminismo  no dejo de  pensar en mi propio modo de vivir, como si yo fuera un ser extraño, un alienígena en este planeta.

En cambio, leyendo a Gilbert Keith Chesterton en multitud de ensayos, me he sentido como si un desconocido, expresando su pensamiento acerca de la mujer, hubiera comprendido exactamente mi  modo de ver la vida y  relatara mis propias creencias, y no a manera de dogmas sino como  acontecimientos experimentados.

La imagen de mujer que presenta Chesterton en sus ensayos es contraria a la que nos encontramos  en la sociedad actual, y muy especialmente en algunas ideologías radicales.

En ningún momento, él infravalora el ser de la mujer, su papel fundamental en la sociedad, su propia naturaleza, sino que, por el contrario, la ensalza y alaba, cualquiera que sea su decisión y actitud libremente aceptada.

Yo quiero explicar, junto a Chesterton, el hecho de que han sido distintas ideologías las que han intentado hacernos ver que el papel, el trabajo y la actitud de la mujer como educadora de sus hijos y su presencia en el hogar familiar, tiene mucho menos valor que el estar trabajando fuera de casa, y que la mujer que tiene una independencia económica es la verdaderamente libre y la única capaz de realizarse como tal. Sigue leyendo